Dic 25 2006

Jorge Frascara distingue al menos cuatro áreas de responsabilidades en el diseño

Category: DiseñoAnibal @ 8:08 pm

A – Responsabilidad Profesional: La responsabilidad del diseñador, frente al cliente y al publico, de crear un mensaje que sea detectable, discriminable, atractivo y convincente.

B – Responsabilidad Ética: La creación de mensajes que apoyen valores humanos básicos.

C – Responsabilidad Social: La producción de mensajes que hagan una contribución positiva a la sociedad o, al menos, que no importen una contribución negativa.

D – Responsabilidad Cultural: La creación de objetos visuales que contribuyan al desarrollo cultural mas allá de los objetivos operativos del proyecto.

El diseño gráfico, en cuanto a hecho comunicacional, puede ser definido por tres elementos :

La persuasión: Procura convencer al receptor de que no existe mas que una elección razonable, a través de valores emotivos. El mensaje está destinado a afectar el conocimiento, las actitudes y el comportamiento de la gente.

La identificación: Distingue al elemento del contexto a través de valores neutros que sirven para el reconocimiento.

La información: Refiere a la comunicación objetiva de los eventos. Valores funcionales, utilitarios y racionales.

Refiriéndonos al proceso creativo de diseño, para llegar a la solución, tomaremos como referente al programa que plantea Bruno Munari, por parecer una guía en la cual para llegar a la solución, se detalla puntualmente las acciones a seguir :

1 – Problema
2 – Definición del problema
3 – Elementos del problema
4 – Recopilación de datos
5 – Análisis de datos
6 – Creatividad
7 – Materiales, Tecnología
8 – Experimentación
9 – Modelos
10 – Verificación
11 – Dibujos Constructivos
12 – Solución

En la etapa de creatividad es cuando, en un momento de “iluminación”, llegamos a la idea rectora, surgida del análisis de datos ya que en el problema se encuentra la solución. La idea, de este modo, será un cambio de punto de vista del problema de un modo original, nunca antes abordado, será una obiedad inesperada aplicando el criterio del sentido común.
La comprobación de que el mensaje ha sido efectivo en el receptor, es también parte del proceso de diseño.
En el diseño no habría que tener ningún miedo de las soluciones sencillas en extremo, si ellas convienen a la cosa, ni tampoco ser “tibios” a la hora de tomar partido por un concepto o una forma.
Como hemos visto, el acto de diseñar no está librado al azar, ni a gusto del diseñador, sino que se rige por un sistema ordenado de acciones, en el cual dado el problema daremos una solución posible, cambiando la perspectiva de mirarlo. Esa solución tendrá una forma (significante) y una función (significado). De ello podemos deducir que el diseño es el arte de la resignificación permanente.

Comments are closed.